¿QUIÉN ES VINCENT?

VINCENT tiene tanta personalidad que podría ser una persona. Pero no lo es. 

Es una agencia de publicidad.

 

 
 

El Manifesto de Vincent

 

No hay nada malo en cambiar si es para ser algo mejor. De hecho, de un modo u otro, cambiar es evolucionar. Hacer siempre lo mismo no conduce a ningún sitio nuevo, pero pocos son los que se atreven a arriesgarse: a dejar de hacer lo de siempre para hacer lo nunca hecho.

VINCENT es ese cambio. Lo fue para nosotros y puede serlo para ti. 

Cuando eres VINCENT, las expresiones como "ya está todo inventado" y "siempre lo hemos hecho así" desaparecen de tu vocabulario. Empiezas a darte cuenta de que, sí, gustar está muy bien, pero quizás sea mejor enamorar. Que el éxito no sólo se mide en Me Gustas. Porque pueden gustarte muchas cosas, pero sólo te acabas enamorando de unas pocas.

VINCENT es hablar en plural. Es de hablar de ti como si habláramos de nosotros. Entender que tu marca no es sólo patrimonio tuyo, sino patrimonio de tu comunidad. VINCENT también es eso: dejar de ser sólo tú, para ser nosotros.

 

Ser o no ser VINCENT.

Esa es la cuestión.